Ni tengo hobbies ni tengo título para este post

No tengo hobbies. No recuerdo tampoco haber tenido uno. Fui una niña porculo que picaba de distintas actividades extraescolares en las que no duraba demasiado, porque ninguna se me daba bien y eso me hacía perder todo interés. De hecho creo que puedo arrogarme la creación del verbo ‘desapuntar’, de toda clase de cosas de esas que los críos hacen por tarde: baloncesto (sí), remo, gimnasia rítmica, ballet (la única en la que duré algo más)…

Nunca había considerado que estas idas y venidas mías tuvieran ninguna relevancia hasta que un día de botellón (lo que me marca, como podéis ver, se desarrolla en  escenarios de lo más glamouroso), una amiga soltó esta fatídica frase que me dejó con un katxi de kalimora en la mano y un profundo vacío interior:

“No tengo hobbies. ¿Vosotras tenéis hobbies? ¿Hacéis pulseras o algo?”

Pero demos un salto adelante en el tiempo y lleguémonos a 2009, a la primera vez que puse un pie en suelo irlandés. Y aquí no recuerdo muy bien de qué hablábamos exactamente, pero hacía bastante tiempo que yo no veía a Majo y tuvimos una conversación de éstas de puesta al día después de chorrocientos años sin vernos, de las jodidas, de las de explicar algunas cosas graves (sí, zorras, hubo una época en mi vida, puede que dos, en las que PASABAN COSAS y yo no tenía necesidad de pensar ni de escribir gilipolleces). Estábamos todavía viendo por dónde iban a ir los tiros en el plano laboral (ella va abriéndose camino, yo sigo aquí sentada en el váter en este sentido) cuando la señorita Lluque dijo lo siguiente:

“Quiero tener una pasión”

Lo cual es acojonante habida cuenta de que hace teatro, de que ya cuando la conocí hacía teatro y además de actuar escribe sus propias obras y va a toda clase de festivales. En fin: la hijaputa es argentina y todos sabemos que argentinos e ‘intensidad’ = pleonasmo.

La tercera estación es culpa de Paulina, que me tiene sumida en un jodido ciclo de cine argentino ( ¿Por qué todos los argentinos tienen hobbies? ¿Están detrayendo los argentinos hobbies que en realidad me correspondería tener a mí?). La primera película que me sugirió ver fue El Secreto de Sus Ojos, y me advirtió muy seriamente sobre ‘lo de las pasiones’, que es esto:

Ah, no, claro. Ya si vamos a algo, vamos a todo. Si hay gente por ahí que no es que tenga una afición sino que tiene verdaderas pasiones, yo no quiero quedarme a medias y dedicarme a tejer bufandas como la Umma moderna de Gràcia, sino que quiero algo que invada todo mi ser y me saque de encima esta subnormalidad y este puterío y este sudapollismo y esta vida vivida al 10%. Si vamos a cambiar de casa y de amigos y de trabajo ni sé las veces, qué menos que mantener algo constante, algo a lo que entreguemos nuestras energías con gusto estemos en el punto del Globo en el que estemos.

Ahora tengo muchas, muchísimas preguntas para la gente que tenéis hobbies. ¿ESTO CÓMO SE HACE? ¿Es un ‘sigue jugando’ en una tarjetita de rasca y gana, esto es, ir probando hasta que algo te llene/se te dé bien/ambas? ¿Surgen los hobbies en forma de revelación divina, como una idea brillante que tienes mientras te quitas con el alicate un padrastro del anular de tu mano izquierda? ¿Tienes tú al hobby o el hobby te tiene a ti? ¿Existe –sospecho que sí- la figura del hobby forzado, esto es, el hobby que dices que tienes porque supuestamente casa mejor con el tipo de personalidad que quieres transmitir a los demás? ¿Entraría esto dentro del ámbito del hobby o es mero postureo? Y rizando el rizo un poquitillo, ¿posturear puede considerarse hobby?

Supongo que todo este mar de dudas surge de la IDEALIZACIÓN de lo que no se tiene. No sé, yo me imagino un hobby como algo que haciéndolo realmente te transporta a un universo de sensaciones olvidas de todo lo demás. Que quieres acabar de trabajar para poder ir a hacer tu hobby. Que no lo haces por reconocimiento o con una finalidad concreta –económica o de otro tipo, de ahí el peligro que le veo yo a esta moda de LA BRASA ENTREPRENEUR de convertir tu afición en tu profesión-, sino por cómo te hace sentir. Claro, si esto es estrictamente así como lo describo, el hobby, aunque para el que te mire hacerlo parezca que le dedicas un esfuerzo tremendo, es algo que sale ‘natural’ –igual que en el video de arriba el tío se sabe las temporadas en las que jugó no se qué jugador sin mirarlo en un anuario-, el desarrollo de un talento innato, no lo sé, algo que se encuentra, o te encuentra, o vaya usted a saber. El hobby debe de parecerse mucho al amor verdadero y correspondido por tanto. O a un tiro de jaco. Y sigo preguntando, ¿siempre tenéis ganas de hacer vuestro hobby? Por ejemplo, yo leo. Pero considero que podría leer más. Leo, pero no creo que leer me guste TANTO como para llamarlo hobby. Ni mucho menos considero que me apasione. Aunque igual el problema es mío y reside en que no sé identificar las pasiones igual que no sé identificar cuándo un préstamo bancario es de alto riesgo. No sé si me explico. Mi idea de una afición de verdad es que tiene que capturarte y hacer que te olvides de que fuera hay mundo, como mi madre cuando pinta. O como una amiga polaca que empezó a recibir clases de buceo y acabó siendo novia del profesor y sacándose la licencia de profesora de buceo en Tailandia y ahora viven allí dando clases los muy cabrones. Nunca olvidaré su cara cuando nos contaba que se después de cenar con su lovio/profesor se iban los dos a bucear al anochecer. La cara de haber encontrado por fin lo que llevaba mucho tiempo buscando. CARA DE HOBBY CORRECTO. Esa cara acusadora, esa cara que te dice “yo tengo esto, ¿y tú qué mierda tienes?”. Pues nada, la nada más absoluta, para variar.

(Me estoy dando cuenta de que estoy poniendo reglas para determinar que es hobby y qué no. Y a mí las reglas me dan muchos problemas. Can’t live with them, can’t live without them. Como con Ignacio Escolar. MAL.)

Continúo:  ¿Qué significa, QUÉ PIENSA EL MUNDO, sobre alguien que no tiene hobbies? ¿Es peor, en nuestra aldea global, no tener hobbies que no saber inglés, por ejemplo? ¿Puedo dar un triple salto y convertir no tener hobbies en mi hobby y por lo tanto seña de identidad? ¿Por qué la gente pone ahora sus hobbies en el CV -POR QUÉ ENTREGAR ESA PARTE TAN ÍNTIMA DE UNO A LA EMPRESA, ME CAGO EN DIOS-? Todavía recuerdo con terror cuando al empezar una asignatura nueva nos preguntaban por nuestras “áreas de interés”. Como nunca sabía que decir, solía escoger a tres alumnos al azar y repetir lo que ellos ya hubieran dicho. Hasta que alguien reparó en que yo no decía lo mismo en todas las asignaturas y me preguntó QUE A VER QUÉ ME GUSTABA. ¿Ud. se cree que se le puede ir a una preguntando algo así a las bravas? Pero hete aquí cómo iban cayendo los brazos trimestre tras trimestre cuando preguntaban que quién iba a meterse en un doctorado. Como alemanes en Normandía. Pasaron de más de veinte a unos seis. Yo esto lo consideré una victoria personal. Sistema Universitario 0-1 Naiara. Bienvenidos a mi mundo de no-pasiones, no-creatividad, no-aficiones y ‘esto no era como yo había pensado’. Poneos cómodos porque va para largo.

Que ojo, igual estoy yo aquí comiéndome la cabeza pensando que no tengo ningún talento innato que pueda convertir en hobby que además de realizarme sirva para que un montón de gente me dé palmaditas en la espalda y resulta que el problema es no haberlo descubierto. Vuelvo a preguntar, ¿hay mecanismos de detección para esto? Eficaces, quiero decir, no cartas astrales ni mariconadas así. En fin, volviendo a la realidad, nada de aquello para lo que tengo cierta facilidad me gusta demasiado. Si el viernes por la noche pongo la tele ya sé que va a ser Telecinco y no la peli de la 2. A mí me gustaría que me gustara la peli de la 2. Y el caso es que lo de Telecinco no me gusta, bueno, no sé si sí me gusta pero no me gusta que me guste o simplemente lo ‘entiendo’ mejor y no me importa demasiado que esté Mila Ximénez dando gritos por ahí. La cosa es que la peli exige cierta capacidad de concentración que yo no tengo, y la vena de María Patiño permite que puedas hacer otras actividades mientras tanto sin que tengas la sensación de que te estás perdiendo algo absolutamente clave. Y sin embargo, por lo que sea, no me cuesta nada reproducir las movidas que tenga Pipi Estrada o la biografía de Carmina Ordóñez. Y ni siquiera les presto atención, joder, pero se me quedan. Y bueno, luego el hobby como identificador social. En una fiesta: “Mira, te presento a Naiara, que habla de cuñados. Éste es x, que se dedica a estudiar el comercio en el Cono Sur” . Joder, desigualdad de pleno desde el principio tipo Estates vs. Somalia.

Vamos, que estoy igual que al principio. No sé si la culpa es mía. No sé si no tener hobbies quiere decir algo ‘grave’. No sé si soy una heroína por no tenerlos. Si mi amor por lo manifiestamente inútil y mal considerado me servirá de algo alguna vez.

Así que os escucho. Quiero saber vuestras experiencias con ese anglicismo innecesario. Quiero saber QUÉ SE SIENTE. Quiero saber si pensáis en otras cosas mientras los hacéis. Quiero saber a qué renunciariáis para seguir haciéndolos. Que esto es serio, cojones.

Anuncios

Acerca de nayermaster

Amante de lo decadente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Ni tengo hobbies ni tengo título para este post

  1. JotaEme dijo:

    Dale al Warjamer, Naiara.

  2. Voy a iniciar esta ronda de hobbies-pasiones. Mi pasión es la literatura y a esa conclusión llegué hace poco, ojo (quizás después de visionar la peli que te recomendé). Lo sé porque, cuando llevo cierto tiempo sin leer, tengo la verdadera necesidad de volver a hacerlo. Y cuando encuentro un libro que me llega de verdad, para mí es un orgasmo (comparación no gratuita, es que realmente lo veo así). Me gusta el cine, me gusta el fútbol y me gusta la música (por mencionar tres hobbies más) pero podría pasar de ellos si no tuviera más remedio. Pero de los libros, no. Por eso (y esto ya es gratuito) sé que nunca podré ser totalmente feliz en una ciudad como Ceuta donde sólo hay una pequeña librería. Aquí siempre tendré la sensación de que me falta algo.

  3. L dijo:

    Yo te respondería, pero creo quetodos mis hobbies te van a parecer que son postureo de ese que dices.

  4. Jaime Buelta dijo:

    ¿Tener un blog no vale como hobby?

    No sé, yo tengo mis hobbies, cosas que me gusta hacer de vez en cuando, pero no diría que son PASIONES irrefrenables, que me hacen olvidar que ha llegado la hora de comer y esas cosas… He tenido períodos de hacer cosas de esas que estás muy concentrado (pintar miniaturas de Güarjamer, como dice JotaEme, o cuando leía libros de adolescente) que robas horas al sueño y eso, pero no tanto como para no darme cuenta o como para no parar porque tengo hambre…

    Por ejemplo, toco la guitarra y he pasado por épocas que tocaba bastante. Pero nunca ha sido durante horas, sino toco un rato, descanso, toco otro rato, descanso, sigo mañana. últimamente lo estoy haciendo menos, pero cuando lo hago lo disfruto mucho (a pesar de que, al estar desentrenado, tenga su cierto componente de frustración cuando duelen los dedos enseguida o no estar igual de ágil)
    Y, desde luego, no he tenido nunca nada que sienta que es lo que debo haber por el resto de mi vida y olvidarme del resto…

    Por otro lado, sí me gusta mucho mi trabajo (programador) y hasta hago cosas en casa y demás, y sí que leo mucho al respecto, me gusta aprender cosas nuevas, etc… Pero lo diferencio de mis hobbies. Mis hobbies son míos y no quiero (no soportaría) tener que hacerlos “por que toca” o no en las condiciones que a mí me de la gana. No podría ser guitarrista profesional, por ejemplo, porque no creo que aguantase tener que aprenderme una canción que no me guste o tocar todas las noches lo mismo porque es lo que hay que hacer. Mi trabajo asumo que a veces no me va a gustar y no pasa nada…

  5. Yo le dediqué mucho tiempo de mi vida y mucho tiempo, también, de esfuerzo al voleibol. Se me daba realmente bien y cuando hacía un buen partido me sentía como hubiera nacido para darle manotazos a un balón, pero por cosas de la vida dejé de practicarlo drásticamente porque decidí que era más importante centrarme en los estudios. Joder, qué equivocada estaba. Supongo que no era una afición realmente importante cuando pude dejarla sin morirme por dentro, aunque ahora lo lamente.

    Creo que no es tan TAN importante el hobby como el entorno en el que se desarrolla. Y por eso me parece que depende más de las necesidades que tengas en cada momento de tu vida. Quiero decir, no considero que un hobby deba ser para toda la vida sí o sí.

    Ahora lo más cercano que tengo a un hobby es salir a caminar escuchando música. Sí, ya sé que suena jodidamente triste.

  6. Carlos dijo:

    Yo también estuve dando vueltas, probando esto y lo otro. Escuchaba mucha música y escribía reseñas y tal, pero no alcanzaba a expresar todo lo que necesitaba contar y supongo que la música tampoco me llenaba. Luego pasé una época de mucho estrés y, casi sin darme cuenta, me encontré garabateando libretas para soltar el estrés. Poco a poco recuperé el gusto por dibujar, redescubrí los tebeos y empecé a echar mis neuras ahí. Ahora hago tebeos y cada vez que termino una página es como si el mundo estuviera bien… y eso que mi vida no está muy bien, pero… sin ellos me sentiría mucho peor.

  7. griseomitran dijo:

    De pequeño tenía el hobby de hacer figuras de papel (y se me daba bien para la edad que tenía), actualmente no lo tengo, con el tiempo lo dejé aparcado. Hay cosas que me apasionan como la lectura o la música, pero no sé si tanto para decir que es mi hobby y que me apasiona ocupar con ellas mi tiempo libre, antes que ocuparlo con otra afición o entretenimiento.

    Supongo, por lo que veo, que es algo que viene de repente y por casualidad. Tal vez lo más parecido que tengo ahora sea leer entre una y media hora antes de irme a dormir, horas que amplió cuando tengo más tiempo libre.

  8. Yo diría que mi hobby es dibujar, pero tampoco tengo ganas de dibujar todo el rato. Sin embargo, llega ese momento random (o no tan random, suele coincidir con el día antes a un examen) en el que digo JODER MIERDA QUIERO DIBUJAR. O JODER MIERDA QUIERO HACER UNA NUEVA HISTORIA, quiero hacer este personaje, quiero que este haga esto, quiero hacer bocetos, quiero bla bla bla. Por eso hoy tenía un examen de chorrocientos temas y este fin de semana tuve que ponerme a terminar un dibujo con acuarelas, a pesar de lo que tardo haciendo eso.

    Y me gusta hacer muchas cosas, pero tampoco sabría clasificarlas bien. ¿No te gusta leer todo el rato? Qué tiene que ver. Si cuando te lees un libro (bueno, se entiende) te sumerges, te dan ganas de no acostarte hasta acabarlo, y te sientes rara cuando lo acabas… Yo creo que leer es hobby. O una pasión, como dicen los argentinos esos (¿cómo se puede ver una peli de argentinos sin reírte todo el rato por dentro? ¡Que todos tienen acento por Dios!). No sé hasta qué punto para mí leer es una pasión, o escribir (porque soy una vaga de mierda y nunca acabo las cosas), o tocar el piano (porque me da pereza infinita aprenderme las canciones difíciles y me frustro porque no soy buena) o cantar (porque aunque me grabo y lo subo a YouTube ni de coña tengo voz de cantante).

    Y bueno, también tengo cosas que me gusta hacer que no producen nada de nada, como ver pelis o anime o perder el tiempo por Twitter.

    Pero el caso es que no se trata de una revelación mística o algo que te vaya a dar dinero o vaya a ser mínimamente productivo, sino algo de lo que te guste gastar horas de tu vida. A mí por eso creo que me va a ir regular en general, porque me gusta crear cosas y a no ser que sea muy buena y tenga suerte, eso no me va a dar de comer. Y lo mismo me pongo a trabajar en una mierda aburrida que me haga llegar a fin de mes, pero si es un trabajo tan duro que no me deja tener tiempo o ganas para mis hobbies, o para simplemente entretenerme, entonces pensaría que vaya mierda de vida estoy teniendo.

  9. Ah, y por cierto, si hiciera de un hobby (dibujar) un trabajo, no perdería el gusto ni nada. Simplemente dibujaría lo que me encargasen, y luego seguiría dibujando para mí. Tengo a una amiga en artes (¿por qué no estoy yo? Por gilipollas) que tiene trabajos de clase que a veces se le hacen aburridos, pero luego llega a su casa y se pone a dibujar lo que ella quiere.

  10. juan dijo:

    Esto de los hobbies es como lo de la tele que comentaste posts atrás. Hay un pensamiento único que desprecia a los que no tienen hobbies, así que todo menda a posturear.

    Sin embargo tuve un compañero de trabajo, que no postureaba y tenía n hobbies, además variadetes: bailes latinos, cursos de phoshop, ser de los “amigos” de nosequé museo (una especie de club), paddle y unos cuantos que no me acuerdo. Cuando salía del curro a las 6 se iba con la moto al primero de los 2 que tenía cada día. Joder, que infierno.

    Me acuerdo que un día le dije, a ver si tienes suerte y te meten en un puesto que te hagan currar hasta casi las 8 y verás como tu vida mejora, y vaya, pasó. Me confesó que salía del curro más tarde a casa, y ZAS, descubrió que y TENÍA TIEMPO, tiempo para no hacer nada o ver la tele no haciendo nada.

    No quiero criticar los hobbies porque la recuperación económica llegará desde abajo, y si los que tienen un poco de dinero lo gastan en clases de yoga, de pintura o macramé los profes de esas cosas los gastarán en el super y los bares, y poco a poco conseguiremos que todos puedan vivir, pero por favor que ni hagan los hobbies obligatorios ni acomplejen a los que somos más de estar en casa tranquilamente en calzoncillos con la tele puesta de fondo.

  11. Esteban Trabajos dijo:

    Pero bueno! Te has ido otra vez del tuitir??

  12. juansanz15194240 dijo:

    Bueno, solo quería decirte que no te sientas sola en el mundo de la gente sin hobbies ya que no eres la única. Yo personalmente voy a seguir buscando hasta que encuentre un hobbie que me apasione, al igual que tu tengo un gran historial de desapuntarme de miles de actividades pero supongo que seguiré por este camino hasta encontrar EL HOBBIE jeje
    Saludos!

  13. Plácido dijo:

    Hola, espero aún estes en contacto con la web o blog, tengo el mismo problema que tu y eso me afecta las relaciones sociales, no tengo nada nuevo que contar, no se me dio ningun hobby bien y estando en uk puedo ser el español menos interesante, me gusta ver futbol flamenco cine pero no recuerdo nombres de los personajes ,como entonces voy a tener conversations, contacta conmigo si puedes porque creo que tu lo llevas mejor y podemos aprender uno del otro

    Un abrazo

  14. Agustina dijo:

    Hola Naiara, si te consuela yo estoy igual que tu, me senti totalmente reflejada con tu relato y para colmo de males…. soy argentina!!!! Asique animo y a seguir buscando, yo creo que todos tenemos alguno, lo que pasa es que a unos nos cuesta mas descubrirlos que a otros…suerte!! Ah! Por cierto, escribes muy bien y haces reir, esto es un gran talento

  15. el_conardo dijo:

    La verdad es que a medida que vas creciendo y vas dándote cuenta de que no vas a cumplir ninguno de los planes que tenías cuando todavía eras joven, menos te emocionan las cosas. Me acuerdo cuando la música era mi hobby, joder, me ponía como una puta moto cuando iban a salir los nuevos discos de menganito y fulanito. Ahora todo me la trae al pairo, ya no conozco los nuevos grupos y lo que es más, ME RESULTA ABSOLUTAMENTE NEUTRO RECONOCERLO.
    Yo ya me lo planteo de la siguiente manera: No te encapriches mucho con nada que te tome tiempo que eventualmente puede ser que encuentres un trabajo que requiera que lo dejes. Y es que con el régimen de semi esclavitud en el que vivo actualmente no tengo tiempo para andar en bicicleta y para tocarme los cojones, tengo que elegir, y elijo tocarme los cojones porque sé que en lo de la bici también me voy a decepcionar a mi mismo.
    Siento decirte que quizá escribir sea un poco tu hobby, no lo estropees con un trabajo.

  16. María dijo:

    Es algo a lo que he dado muchas vueltas y me ha llegado a hacer sentir mal el hecho de no tener una pasión, definida como tú dices, eso que hace que te olvides de todo.
    Al final he llegado a la conclusión de que hay a gente que no somos “absolutos”, sino “relativos”. Yo no tengo mi favorito de nada, ni canción, ni color, ni película, ni libro… ni actividad, llámese hobbie. Para mí todo depende del momento en el que me encuentre, y a veces me apetece hacer una cosa y en otros momentos otra. Me gusta la novedad y probar cosas distintas y centrarme en una única cosa me termina aburriendo.
    Desde el colegio cambiaba de grupo de amigos, lo que no me permitió afianzar ninguno, porque cuando eres adulto puedes tener varios amigos, pero en el cole tienes que ser fiel extremo a tu grupito y si hablas a los de enfrente olvídate de volver.
    La parte negativa es que posiblemente nunca llegues a convertirte experto en nada (o ser lo suficientemente bueno), si es que quieres dedicarte a tu pasión profesionalmente, porque es muy dificil echar las horas suficientes a algo que no te apasiona, pero pienso que todo te aporta algo y también es cierto que cuanto más aprendes sobre algo más tiendes a disfrutarlo, pero no hasta los extremos de “pasión”.
    Mi conclusión es aceptarse tal y como se es, he aprendido a no sentirme mal por no tener una pasión y disfrutar lo que quiera en cada momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s