Neymar, pokeras y clasismo. Hoy un poco más en serio.

El sector al que le da el soroche porque cuando juega la selección de fútbol no estamos hablando de los datos del paro ha encontrado un nuevo objetivo. El pasado lunes Neymar (Jr) fue presentado como nuevo jugador del Barcelona ante 56.000 personas. La Umma Plañidera, tanto los que tienen idea de fútbol como los que no, estaba ya INDIGNADA ante tamaña cifra de insensatos haciendo lo que les da la gana. Ah, España: ese país en el que se ensalza la libertad en tanto en cuanto tu vecino no haga algo que te toque los cojones en pleno uso de la suya. Porque claro, entonces no. Entonces está engañado o manipulado.

Y claro. Llega el tuit.

Y llega también la respuesta adecuada al mismo.

Exacto. Es una de las tendencias que he mediodetectado en este mundillo de las redes sociales, pero que también es perfectamente extrapolable a las nuevas estrellas que se nutren del 2.0 para hacer sus cositas en el 1.0. La otra tendencia es la que a mí me gusta llamar “misoginia intelectualizada”, pero de eso ya hablaremos otro día. Y lo que sí es transversal, apunta con buena letra, Rosa Díez; es el clasismo: las trayectorias pueden ser diferentes, pero culminan en un mismo punto.

1. A sus izquierdas abiertas y plurales: Los muy progresistas Peinado, Aller y Nachete

Suelo insistir cuando me he tomado ya un par de cubatas en que el gran pecado del progresismo en este país no es pensar EN los desfavorecidos, sino pensar POR ellos. El paternalismo es atroz. Sin embargo, no soporta que los pobres, no digo los ‘obreros’, que *todavía* pueden negociar con ciertos derechos adquiridos, digo el extrarradio; adopte unas maneras de vestir, de hablar, que se escapen al su control y a sus modos tradicionales, que estén en las antípodas de sus chaquetas de pana y de sus jerseys de huelga general y, en el caso de ellas, de salir en la Vogue para defender la moda española. La pobreza ‘real’, la que no vota –porque la mayoría no vota, ni le interesa, y es totalmente comprensible, porque ellos sí están FUERA-, bastante tiene con defenderse de sus salvadores. La cosa está en que el progresismo español, autoerigiéndose en caudillo de la buena causa, de ‘el hijo del obrero a la universidad’ y todas esas cosas, desprecia profunda, pero profundamente a la gente de extracción humilde que no se ciñe al destino que ya tenían pensado para ellos. Tremenda Diana Aller aquí y, de nuevo, el escritor de ‘Futbolistas de Izquierdas’ (prólogo de Alberto Garzón y epílogo de Gran Wyoming, recordemos) en este tuit dirigido a Cristina Pedroche:

En fin, que quítate de ahí, que dice el de Meteosat que quiere sacar de la miseria a los descamisados. Eso sí, con datos (el nuevo Maná junto con los emprendedores, los community managers, la inteligencia colectiva Y TODO ESO)

2. A su derecha liberal/conservadora/plurinominal, esto es, la derechona de toda la vida: Rodríguez Braun y el mitazo de la responsabilidad individual

Observemos esta noticia. Y veamos la reacción ante la misma de Rodríguez Braun:

Los que ahora se dicen liberales cogen un poquito de aquí y un poquito de allá y bajo un falsísimo ensalzamiento del ‘hombre hecho a sí mismo’ tildan de ejemplares y modelos de superación ciertas  tesituras en las cuales ellos ni se han visto ni se verán jamás. Y contra las que, además, tendrían todas las de perder. Lo hacen porque saben que están en esa muy confortable posición de exigírselo a los demás sin tener que haber ellos pasado por los, llamémosles así, niveles inferiores. Precisamente Chelsea tiene ‘dignidad’ porque ha sido la primera de su promoción. Si llevara chándal, o aros enormes o comiera el chicle masticando muy fuerte sería un despojo social sin talento, ‘mediocre’ o ‘que no se adapta’. Ya es hora de decirles a estos señores que, normalmente, ellos no suelen tener un talento desmesurado, sino que simplemente, han tenido la SUERTE de nacer en una familia con posibles. Y su relato y el que pueda hacer la excepcional -me quito el sombrero- Chelsea en el futuro a sus hijos de la situación de la que proviene, y sus ideas respecto a la meritocracia- no se parecerá absolutamente en nada. Os comerá vivos. En fin, ponen el foco en la excepción porque como uno puede hacerlo, TODOS podemos. Porque ellos NO TENDRÁN que hacerlo y además desprecian esta clase de orígenes sobremanera. Ni siquiera Margaret Thatcher debió de pasarlo demasiado bien junto a los etonianos. “A estos hijos de puta les pones una mesa en la que estudiar y un techo y ya se vuelven unos dejados y se malacostumbran”, es lo que nos vienen a decir.

Neymar

Peinado ni meritocrático, ni responsable ni socialmente sensible ni proletario. Date por jodido, chaval.

¿Lo que tienen en común ambos? Por un lado, que sentencian sobre situaciones -modos de vida mejor- que no conocen ni de oídas, tirando del clásico topicazo cómodo (que cuando estás en un bar o cuando tienes un blog de mierda como éste está muy bien, pero cuando tienes acceso casi diario a tribunas de opinión en medios de comunicación igual no tanto). Y por el otro, precisamente el ACCESO a la difusión de esa caterva de lugares comunes. ¿Conocen a alguien proveniente realmente ‘DE ABAJO’, insisto, no que se considere CERCANO a los de abajo ni mamarrachadas de ésas, sino que esté en este momento ABAJO y que publique artículos de opinión, o incluso información, en algún medio con cierta tirada? Yo tampoco. Y a lo mejor es por esto que comentan en The Guardian. ¿Por qué creen que cuando programas como Callejeros o The Secret Millionaire van a los barrios las personas que se dirigen a las cámaras lo hacen en un tono vehemente, cuando no agresivo? Exacto: porque habitualmente nadie va allí. Y porque habitualmente, si no diriges el Instituto Cervantes de Nueva York, nadie te escucha. Ni nadie, por supuesto, sale de un barrio para trabajar en un periódico. Y para una vez que alguien que no es la Policía va, quieren que todo quede bien claro. Piensen también en el tiempo que gasta un medio de comunicación en, por poner un ejemplo tonto, estudiar la psique y motivaciones de un asesino rico y uno pobre: el primer caso parece mucho más apasionante siempre. En el segundo, las motivaciones se dan por descontadas, y no se hurga demasiado en ellas, no sea que nos salpique la mierda.

A lo que voy. Lo que haga Neymar jode a todos. Neymar además tiene que hablar el idioma que ellos digan. Cristiano Ronaldo tampoco podía ser propalestino. Estáis jodiéndonos los relatos, hijos de puta. Los aros posaloros de las pokeras joden también a todos. Porque el discurso está, con opiniones enfrentadas, puede, pero sigue estando, y esto es lo que importa; en manos de los mismos. En manos de gente que ya ha decidido cómo tiene que ser otra gente. Pelito Graso Escolar y Tertsch no son tan diferentes. Vienen de familias acomodadas. Tanto un lado como el otro quieren moldear las características de sus ‘rescatados’ o de sus ‘héroes’. Un piercing fuera de sitio, un tatuaje, una música machacona, un gesto agresivo y te quedas fuera de las posibilidades de ser icono e inspiración para los que se erigen líderes de la masa popular de la izquierda y los que ahora dicen ser políticamente incorrectos, esto es, la derechona de siempre.

Nota: lo de dar a la izquierda y a la derecha hacedlo con mucha precaución, que luego… I, II y III. Tened esto presente cuando os hablen de ‘sentido común’, ‘naturaleza humana’ y ‘responsabilidad’, que lo harán, y mucho, el segundo grupo al que me he referido aquí.

Anuncios

Acerca de nayermaster

Amante de lo decadente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Neymar, pokeras y clasismo. Hoy un poco más en serio.

  1. juan dijo:

    Muy de acuerdo con el retrato del “liberal” español, claramente de salón. Se abrazan a las excepciones para negar la realidad, que en los consejos del IBEX priman los de 4 apellidos, muchos de los cuales no han creado ninguna empresa ni hecho mérito ninguno, se van colocando unos a otros vía “telefonazos”, o comentando un ¿qué tal tus hijos? mientras juegan al golf.

    Muy harto también del progresismo “de manual” que trata de limitar el pensamiento de los que creen su parroquia, y ojo que ahí también hay politologos que gustan de eso.

    En todo caso habría que definir que es venir de abajo, cuál es el listón que marca el abajo respecto al medio, a los que vienen de arriba se les nota enseguida.

    • nayermaster dijo:

      A ver si ahora vamos a darnos de hostias por ser de abajo. Que eso tampoco es, ni otorga automáticamente la razón ni nada. Ser obrero es una puta mierda.

      • juan dijo:

        no, no era por querer ser de abajo, era por fijar un criterio. De hecho yo creo que ahora vuelve a haber “un abajo”, creo en los 70-80-90 hubo una época no hubo un abajo-abajo.
        En todo caso ser obrero, que te guste lo que haces y no sentir necesidad de tener más y más y más y más no es tan malo.

      • nayermaster dijo:

        Es que mi objetivo es que no haya objetivo. Que no haya que delimitar si es bueno o malo querer tener más o querer tener menos. Es más, si algo caracteriza a estar ‘abajo’ es no poder elegir si tener menos. Porque ya tienes poco.

  2. Esteban Trabajos dijo:

    Brillante, chavala. Eres mejor que Jabois, te lo digo en serio.

  3. Muy, muy bueno. Y necesario.

    A mi siempre me ha olido muy mal lo de ‘el hijo del obrero a la universidad’, como si no ir a la universidad fuese algo de lo que avergonzarse, como si hacer FP, ser camarero o dependienta fuese algo indigno de lo que hay que escapar como sea…

    Y de los ‘liberales’ para que hablar. Gente que no se sabe hacerse ni el desayuno hablando de esfuerzo individual y superación personal. Lo que más gracia me hace es que la mayoría no durarían ni 2 semanas compitiendo en la sociedad ‘meritocrática’ que dicen defender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s