Reinserte a un parado: Cuñadanos o la psicologización del desempleo

Hace unos cuatro años yo era una chavala feliz, normal, pesaba más que ahora, dormía muy bien, me gustaba salir por ahí los fines de semana… Claro, todavía no conocía a Cuñaricano: el señor que te dice que friegues platos para aprender inglés, cosa que estoy segura que él hizo en su día. Y las matemáticas. Y que si PISA (para esta gente PISA es como un hijo). Y que si tenemos que ser la Florida de Europa. No, mire, YO NO QUIERO SER TAN HORTERA como los de Florida. Y la manía de pensar por nosotros y de aprovechar cualquier entrevista o lo que sea para contarnos que él hace todo por SPÑA y tiene la vida resuelta y él viene a darnos aquí CONSEJOS porque LE DUELE SPÑA. Es que es un poco ya como para creer que en esos países en los que lleváis un PORRÓN de años, donde decís que vivís muy bien mientras aquí todo es una mierda y nos morimos de asco -siempre según vuestra versión- no os hacen ni puto caso y venís aquí a perorar PAPORSI. El día que ya me LOL entera fue cuando subió esta maravilla, en la que dijo que en la desharrapada SPÑA los chavales no saben integrar, y luego llegan a la LSE siendo “excelentes” pero “estafados”. No, a ver, que te has llevado a un tonto de colegio de élite sin tener ni puta idea a tu chiringo. Igual es un problema de los colegios de élite y tuyo por fiarte de su criterio, eh Luis. No sé, IGUAL. No es un problema del sistema educativo público, sino que ocurre por confiar en sitios en los que pagas por el sobresaliente a modo de ascensor social barato. Al populacho esto nos la suda.

En mis esquemas mentales, la media naranja de Cuñaricano es el que yo llamo el de la sobrina china (anécdotas no son datos LEL), que no sé ni cómo se llama porque tiene el apellido compuesto. Cuñaricano y el de la sobrina china son el Dúo Sacapuntas de la economía. Yo los leo y nunca sé muy bien qué quieren hacer, más allá de una especie de resurrección del feudalismo (¿se fue el feudalismo alguna vez?) intersectorial e intrasectorial -luego vuelvo a esto-. Cuando escriben juntos tienen una obsesión rayana en lo patológico por que un robot les quite el curro, y quieren transmitirnos ese miedo a perder el trabajo -YA VES TÚ- , que pasa por reciclarnos y convertirnos en doctores USA
-atención por favor al último párrafo de ese post, al que igual tendría que haber llamado GÜELCONTUJEL y que está atravesado por el cilicio calvinista de pe a pa, con mención especial al franquismo sociológico de las cartas de recomendación-. Y ponernos a hacer INGLÉS y MATEMÁTICAS (todo lo demás es secundario, ergo, aprender a no ser un cabrón auténtico también lo es).

La pregunta es PARA QUÉ quieren ponernos a hacer inglés y matemáticas. La gran victoria del discurso de los incentivos, llamado académicamente teoría de la elección racional y llamado en Domingos en Chandal “y tú qué harías, seguramente te aprovecharías”, consiste precisamente en eso, en hacer las cosas según unos indicadores

Campaña de la patronal hostelera guipuzcoana para que sonriamos cuando vienen turistas, para ser la Florida de Europa también. Sí, cuando se os ponga a vosotros en la punta de la polla vamos a sonreír.

Campaña de la patronal hostelera guipuzcoana para que sonriamos cuando vienen turistas, para ser la Florida de Europa también. Sí, cuando se os ponga a vosotros en la punta de la polla vamos a sonreír.

de unas organizaciones internacionales configuradas y pobladas por gente con #pelas que habla en inglés sin preguntarse demasiado lo que los clásicos griegos se preguntaban: los porqués, para qués, cómos, etc. Vamos, que por muy academizantes y cultos que pretendan ser estos señores, su forma de vida se parece más al lema de Nike: Just do it. No modifiques la realidad, adáptate a ella y A MÍ NO ME RECHISTES, que me decía mi abuelo que en paz descanse. Limítate a cumplir con el indicador, sin pensar nada en cómo se configura. Esa ignorancia deliberada es la que sirve para decir que estamos saliendo de la crisis: usamos un indicador x (#datos) pero no nos preguntamos el cómo. Chimpúm. Poco/nada he escuchado yo acerca de hacer la EPA o datos de paro de otro modo al que se hacen. Que como haya que REHACER todo hay que CURRAR, y joder, qué movida, con lo bien que vive alguno solo de COMENTAR los datos en la mierdita de la pizarra económica de LaSexta.

Vuelvo al para qué y al feudalismo y al intersectorial y el intrasectorial. Cuñaricano y el otro quieren resolver la dualidad laboral, o eso dicen, pero no renuncian a la existencia de una dualidad social, porque esa dualidad social es sobre la que se sustentan tanto su discurso como su tren de vida. Por un lado, que los camareros sepan inglés y que los parados vayan a intercambios de inglés. Por otro lado, doctores, muchos doctores. En el medio, LA NADA, pero asegurándose estar ellos en posición de nadar a favor de corriente. No contemplan ninguna circunstancia en la que el camarero igual quiera ser doctor o en el que el doctorando, por lo que sea, tenga que convertirse en camarero -y en el escenario useño que manejan, esto es habitual, e incluso hay escenarios más dramáticos que ese, ya que la educación no es entendida como derecho, sino como deuda personal, y los no suertudos entrarán a cualquier curro para poder pagarla-. No contemplan que si no eres de su minoría, la vida en general da bastantes vueltas, ni que tengas ningún tipo de poder de decisión sobre la misma. Por eso promulgan una especie de autosometimiento a lo que esté tipificado como prestigio o, al menos, sea más beneficioso para asegurar tu “empleabilidad”. Dos velocidades distintas, pero sometimiento al fin y al cabo. En la zona TOPE GLAMOUR estarían los potenciales doctores, que serían los que se someterían a la violencia intrasectorial, es decir, ser el esbirro de tu jefe (llamadas a horas intempestivas, ir a ver a tu director de tesis a su casa para que deliberadamente estés en una zona no neutral, chantaje emocional con acusaciones de poca implicación cuando en realidad eres trabajo baratísimo y un montón de anécdotas feas que cualquiera que hayamos tenido un amigo metido en esto, que es peor que el tráfico de drogas sin duda, hemos escuchado. Eso sí, mancharte no te manchas). A ver si os créeis que Cuñaricano pierde tiempo en cascarse un post sobre cómo hacer un doctorado USA si no es para procurarse él y los amigos mano de obra barata que a la vez se cree “la elegida”. En la zona TOPE TIRAOS, los camareros políglotas, es decir, esbirros de sus clientes y por lo tanto, sujetos pacientes de violencia intersectorial. Y Cuñaricano y el otro disfrutando de los servicios de ambos: de unos en el centro de trabajo y de los otros durante su tiempo de ocio y congresos varios. Y la promulgación del inglés y las matemáticas va también por aquí: por ensalzar exactamente las áreas en las que ellos tienen ventaja. El problema es que sigamos siendo tan gilipollas de ponerles el puto micro para que lo sigan haciendo. Un mundo en el que tres y el del tambor deciden todo, y el resto, en el gremio que sea, tenemos que andar tragando. Todo patrocinado por EL TEFEL de los cojones, que anda que no hay gente ganando DINERITO con el diploma de marras. Luis, me da igual que me puteen la vida en mi lengua materna o en otra. De verdad.

… pero las peroratas PAPORSI siempre le salen bien

Pero HETE AQUÍ que Garicano, después de ser mandado a la mierda por más de un partido y más de dos, ha encontrado #paguita como escudero fiel del Grey Rivera en Cuñadanos Ciudadanos y le han encargado el programa de los temas de ninerito. Y entre ellos, claro, el tema del TRABAHO. Y por si tu jefe te parecía poco, nos espera una vida PARADISÍACA con esta gente.

En este artículo, al que @biosbrd tituló de modo apócrifo “Si no mata, no es de derechas”, hay, al menos, cuatro puntos, por decirlo suavemente, “llamativos”. El primero es el uso del término “reinserción” para referirse a la vuelta al “mercado” laboral. Que alguien de Ciudadanos use el término “reinserción” para esto me inspira una automática simpatía por la gente que está en prisión. Además, me reafirma en que lo de los trabajos no es ni mucho menos un “mercado”, sino una particular estructura coercitiva en la que la información viaja del modo más asimétrico que podamos imaginar (y son esa asimetría, además de un progresivo aislamiento del trabajador y una protección social a la baja, las que sirven para coaccionar).

Y con estos mimbres vamos al segundo punto. ¿Cómo reinsertamos a un desempleado? Pues sí, la dinámica ciudadanil es parecida a la que se ejercería con/contra un preso: formación, seguimientos INDIVIDUALIZADOS, etc. Entrar al SPEE se convierte en una cita con una especie de junta de tratamiento. Ciudadanos aboga por dar directamente a los parados cheques de formación para que los intermediarios (lo de poner patronal y sindicatos a la misma altura aquí, ese “tós son iguales”, no se hace sin querer) no se lo lleven crudo. Pero claro, seguiría habiendo una “parte a formar” y una “parte formadora”. Y esa parte formadora seguimos sin saber muy bien quién es, lo que sí sabemos es que esta incidencia en la “formación” no abole las industrias del desempleo, esto es, todo el andamiaje creado para vivir de que existan parados, sean sus detentadores la patronal, los sindicatos, las universidades o el sursuncorda. Así que me imagino que Grey y Cuñaricano querrán darnos pasta para un Oferplan de un curso de bolsa y trading por 22.90 euros. Otra solución no se me ocurre.

(a partir del 1.05 os explican cómo sería una entrevista para entrar en el departamento de Cuñaricano. En el estribillo, os explican la solución que dar a eso).

Tercero, el “seguimiento individualizado”. Es decir, la consideración por parte de Ciudadanos del desempleo como algo a “tratar” (creo que es el verbo que mejor se ajusta a su concepción del no sé si llamarlo ya problema o “enfermedad”) que mencionan autores como Guy Standing en El Precariado: una carta de derechos (que refiere la puesta en marcha de terapias cognitivo-conductuales para desempleados en el Reino Unido), así como Ehrenreich, Jones… Una particularidad del mercado laboral anglo que estos señores manejan tan bien y muy exportable por su rentabilidad en términos políticos: la psicologización del desempleo -sí, decir “te vas a Londres a fregar” es justo eso- entroncada además dentro de una especie de ideología del bienestar (en efecto, el desplazamiento lento del Estado del bienestar a la ideología del ídem). Esta psicologización (que el laborismo británico ha abrazado de modo sorprendentemente acrítico y que, como punto bueno para nosotros, es posible que termine con la socialdemocracia -aka el Getafe de las ideologías—), es muy rentable porque al pasar la pelota al individuo permite con toda comodidad no tomar ningún tipo de decisión política ni hacer políticas integrales y, como mucho, apelar a la virgen de Fátima sin que pase absolutamente nada. Se alude, para que nos sintamos todavía peor, a los SACRIFICIOS que hacen para darnos un seguimiento INDIVIDUALIZAO, que este tipo de seguimientos es “muy costoso”. Pero vamos a ver, ¿a usted quién le ha dicho que yo quiero que monitorice mi paro? ¿Para quién es útil esto?

Los complementos salariales: monta una empresa, que el sueldo lo paga el pueblo

Y el cuarto punto (y joyaza de la corona) es lo que llevamos haciendo TODA LA VIDA en este país: subvencionar empresarios a gogó y hacernos la ilusión de que hacemos trabajo productivo cuando básicamente o empaquetamos mierda o nuestros puestos de trabajo están creados por alguna suerte de interés político (un saludo a los compañeros de la prensa regional) mientras ocultamos y tenemos en la economía sumergida trabajo real a mansalva. La figura del complemento salarial viene a apuntalar este escenario. Basado en

De esto va el SEGUIMIENTO INDIVIDUALIZAO (extracto de "El Precariado: una carta de derechos")

De esto va el SEGUIMIENTO INDIVIDUALIZAO (extracto de “El Precariado: una carta de derechos”)

la infame idea de los tax credits británicos, el complemento salarial es, básicamente una subvención a las empresas que pagan una basura en sueldos. Vamos, una renta básica para los empresarios -que luego él te filtra como le salga de ahí a tu sueldo-. Subsidiamos empresas en demasía para hacernos la ilusión de que hay actividad económica y tener a la gente ocupada, además de que el empresario se lleva dinerito de todos, que generalmente no reparte.  Y además beneficia a los dos polos de las empresas: los Tescos que contratan no solo por un número de horas ridículo, sino que pagan una miseria por cada hora (cuando el CIS pregunta a los empleados a tiempo parcial si les gustaría trabajar más horas y dicen que sí, realmente no es que quieran quedarse a dormir en el curro, es que quieren MÁS DINERO, fíjate tú qué locurón), y a los pymeros que viven en la semirruina, endeudados hasta las trancas y no se pueden pagar casi el sueldo ni ellos, arrastrando a sus empleados.  La versión cañí del complemento salarial la empezó Arturo Fernández pagando en sus restaurantes  con la tarjeta black de Caja Madrid. Claro, fue un complemento salarial para sí, que luego por mucho ingreso extra que tuviera, las nóminas le costaba bastante pagarlas.  En esta entrevista, apartado renta complementaria, Cuñaricano todavía otorga al salario mínimo entidad suficiente como para decir que eso frena la posible bajada salarial por la aplicación de este complemento. Como si el SMI no se lo follaran día sí y día también pagando en negro o con becas, convenios y otras historias. La existencia de un complemento salarial demuestra que, si tenemos que apuntalar lo de dar sueldos entre todos, las empresas no es que no produzcan riqueza, es que son un coste y no deberían existir. Y esto pensando en sus sacrosantos términos de eficiencia, ojo. No cumplen ni sus reglas. Mejor darle la pasta directamente a la gente y ya está. No necesitamos más intermediación predatoria. Ya hemos conocido bastante con las ETT.

Luego esta gente, los SENSATOS -a vosotros no sé, a mí lo sensato y de sentido común me da ya más miedo que un nublao-, son los que quieren CREAR RIQUEZA porque el sistema de (inserte aquí su política social favorita) es MUY CARO Y A VER CÓMO LO PAGAMOS. Pues igual no regalar dinero a gente que no sabe hacer nada y se cree empresaria o no redistribuye el fruto del trabajo es un buen comienzo para poder PAGAR lo que sea. Además, en el colmo de la desfachatez, los SENSATOS llaman al complemento salarial OJOCUIDAO “incentivo al trabajo” para que quede claro que no tiene nada que ver con ese locurón bolivariano de la renta básica. Ah, no, calla, que se trata de que el currela no tenga poder de negociación. Donde incentivo, por supuesto, es sinónimo de obligación. Otro día ya hablaremos de la obsesión de esta gente (como de los de Podemos) con facilitarles la vida a los autónomos para que se autoexploten. Vamos a ser majos y a quitarle la cadena del tobillo derecho a este esclavo, para que mejore su vida. MIEDO TOTAL a un pacto pro pymeros. Miedo a un pacto pro Mauricios Colmenero.

Epílogo: mejor verlo en un audiovisual

Pues este es el lacayo del Grey Rivera por León. Anda que entre la Carrasco y este, menuda maravilla de gente tenéis en León, eh. Pero de hacer bueno a Zapatero. Yo no he aguantado más de un minuto viendo el vídeo, pero vosotros sabréis. Va de esto.

Ha sido todo bastante LOL también porque la solución que ha dado el partido a esto ha sido ponerse (atención) a AUDITAR biografías por parte de una (atención II) consultora de inteligencia empresarial. Hay tantos sectores productivos en esta frase que no sabría por dónde empezar.

Pero vamos, que el partido debe de estar incrédulo ante el hecho de que un señor de la patronal piense así. Rarísimo. No, lo raro es que lo digan, y yo personalmente, agradezco que, como en el caso de Mónica de Oriol, lo hagan de un modo tan abierto. Para dejar clarinete en qué consiste lo de trabajar. Porque claro, aquí el problema para Ciudadanos no es que lo piense, sino que lo diga en voz alta. Para mí es justo al revés.

Así que, si esta es la idea, esta canción es todo lo que tenemos que contestarle a este señor: que esa frase que parecía haber quedado obsoleta ahí en posters y camisetas de “prefiero vivir de pie que morir arrodillado” cobra un un nuevo significado. Albert, no me enseñes a pescar, NO ME DES UN CURRO, DAME CICUTA.

Anuncios

Acerca de nayermaster

Amante de lo decadente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Reinserte a un parado: Cuñadanos o la psicologización del desempleo

  1. Gurrupurru dijo:

    Bravo.

  2. Si le quitas a tu artículo la mala ostia y la frustración que te hace disparar la ametralladora sin apuntar bien, y la leve ceguera que te (os, hablo del Biosbardo) provoca esa misma mala ostia y el juzgar todo únicamente según vuestra realidad (ya, que y con cuál la váis a juzgar… pero por dios, un poco de altura de miras), te queda algo muy parecido a esto: http://stumblingandmumbling.typepad.com/stumbling_and_mumbling/2015/02/anti-business.html

  3. icanogar dijo:

    Si le quitas al artículo la mala hostia y la frustración, se queda en nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s