El pacto fáustico de las pymes y el monstruo del cinturón frílans

Coja usted un programa electoral, el que le dé la gana, sí, uno de Bildu también. Coja usted cualquier “estrategia de empleo” de partido en gobierno municipal. No voy a hablar de emprendimiento, que ya he hablado mucho, pero cuente cuántas veces pone en ella las

 ¯\_(ツ)_/¯

¯\_(ツ)_/¯ (Funcionario A a funcionario B: “Paco, este mes hay que dar unos datos de la hostia: les das 600 pavos, que se inventen un trabajo y sobre todo que se apunten en autónomos al día siguiente. Que no se les olvide”)

palabras familias, crédito o pyme. Muchas. Demasiadas. Incluso desde una visión no muy radical, está demostrado que la pequeña empresa es un desastre que condena a quien la tiene a la autoexplotación y por supuesto, como tengas un empleado a la explotación del mismo y a que vas a echar 48 horas pero en la Seguridad Social te pongo que estás a media jornada. Y claro, falsos dilemas again porque hay que defender el comercio de proximidad contra las grandes superficies y blablabla, cuando centrándonos en una óptica de empleo ambos son miserables. Cagondios, ojalá alguien escriba un libro de que COMPRAR es un asco.

Y sin embargo hay algo irritante, una especie de épica de la pyme, la épica que habla de MADRUGAR, que es transversal, que es profundamente parlamentaria, ahora que andáis muy preocupaos con el ISIS y la religión, anda que nuestra vida no está ahí supeditada a ganar el pan con el sudor de nuestra frente y tal, apenas religión aquí, eh… ¿Qué nos están ocultando para hablar bien constantemente de algo que no le gusta a nadie, y mucho menos para ir a currar? Hace unas semanas ya dijeron (voy a poner cara de sorpresa aunque llevemos tres años diciéndolo) que el crecimiento económico ha dejado de implicar creación de empleo. Coño, pues eso es una noticia cojonuda. Tampoco me voy a meter en

Vamos a subvencionar en un 75% tu empleo en esta tienda de Yogurlado para que tu jefe te explote casi gratis :D. Puritito servicio a la comunidad.

Vamos a subvencionar en un 75% tu empleo en esta tienda de Yogurlado para que tu jefe te explote casi gratis :D. Puritito servicio a la comunidad.

disquisiciones de cómo crecer “económicamente” implica destruir muchísimo (alguien de Equo habrá escrito de esto fijísimo, lo leéis ahí si eso). Pero no, tiremos por favor por lo malo conocido y hagamos LOS DISPARATES QUE SEAN para dar unos datazos que se cague la perra y la peña CONFÍE -¿se fue la religión alguna vez?- y CONSUMA. Y por supuesto, hemos perdido totalmente la oportunidad de decir que hay gente trabajando que no está cotizando, que hay trabajo de sobra pero que hay una peña a la que le viene de lujo que no se tipifique como tal y que hemos fracasado en este punto, si es que este punto ha estado alguna vez encima de la mesa más allá de conjugar muchas veces el verbo DIGNIFICAR, y que se están inventando curros en los que en realidad no se hace absolutamente nada aparte de agarrarse del cuello y no pagar empleados para darle el dinero a Guti y cosas así  (gracias Analía Plaza por tus reportajes).

2015071114263384157

Hoy me he levantado a las 14.30, así que ya sabéis.

Bien: metamos en una coctelera todo esto y agitemos fuerte. Estás madrugando -no lo llames orgullo, llámalo putada- para que el gobierno pague a una peña que te explota -o peor, ¡para autoexplotarte tú mismo a quererte tú mucho!- y se intercambien a su vez dinerito -y cargos- entre ellos. Todo lógico. Y si vamos a los dos extremos de la cuerda, dices, joder, ¿y por qué MIS REPRESENTANTES o eso dicen, no me dan directamente el dinero a mí y se saltan el pasito intermedio en vez de tener ahí a un tío jodiéndome la vida? Pues por ese pacto fáustico. La pyme es el nuevo consenso, amigas, la ética de la flagelación, muy aplaudida por cierta izquierda a todo esto. Que parezca que trabajamos mucho. Que en la pancarta que salgo para manifestarme en el quinceeme ponga que tengo TRES MÁSTERS, que igual no me gustaba ninguno, pero que se sepa que yo no soy una Accattone de la vida, que yo HAGO COSAS, oye. Sobre todo que no me llamen nini, por favor, que me muero, ME MUERO —> cómo interiorizar el lenguaje del enemigo.

El pacto fáustico de la pyme es un poco como la transparencia o la participación, o el helado de Oreo incluso, o diría más, la cultura, vaya, que nadie puede decir que los odia pues porque no. Nadie diría que odia la cultura, claro. Que parece muy de decir “claro que sí, hombre, cómo no, yo a favor de todo eso” en un principio. Pero claro, la transparencia hace que nos volvamos locos discutiendo sobre si el diputao X tiene un coche así o asá mientras por otro lado sigue controlando otro tipo de cosas que nos afectan realmente  -un poco como cuando tu madre te pilla el tabaco en el bolso y te empieza a preguntar pero tú dices “bueno, por lo menos el speed estaba en el bolsillo pequeño”- y la discusión no es muy grata pero es una PAMPLINA. Pues ellos AMAN esas pamplinas porque a la vez que no tienen que hacer absolutamente nada, todos nos sentimos como super IMPLICADOS e interesados en política (ya comenté esto aquí, y Daniel Bernabé lo explica mucho mejor aquí). Luego lo de la participación, que también suena de lujo si no fuera porque la participación es lo de menos -la vida no es un torneo escolar- y sin embargo la TOMA DE DECISIONES -y quién las toma- es lo de más, y bueno, nadie habla de ellas porque eso recae en Eskorbuto ael parlamento. Cuidado con lo de quedar impresionados por los nombres que luego la gente que molaba hay que ponerla a hacer de maquinaria de guerra electoral y nos llevamos los disgustos que nos llevamos. Igual si esto está tipificado como “obligatorio” es porque “hace perder mucho tiempo” para “centrarnos en lo que nos interesa de verdad”. La pyme es el parlamento de la economía de mercado, la estructura imperativa, el ojo de aguja por el que hay que pasar porque de otro modo no se pueden hacer las cosas. Ese ele, ese a, ese coop como mucho. Primero fue la constitución, ahora parece que la constitución tiene alguna gotera, así que valgámonos de los mimbres económicos ya instalados en el imaginario colectivo para diseñar un nuevo eje consuetudinario y ahí lo tiene usted: la pyme dependiente como yonki de la subvención estatal, lo mejor de ambos mundos. Con consecuencias electorales y laborales que No Podrás Creer.

Así que la ética de la pyme se presenta como una suerte de servicio social (al fin y al cabo es una empresa), cuyo éxito depende de unos mecanismos de mercado y de, MUY MUY MUY en teoría ser mejor -eso sí, sin saber mejor para qué o para quién- que “la competencia” -cuando sabemos porque somos todos mayores que la tendencia es al oligopolio-, y cualquiera de los partidos de la Nueva Política ™ se siente absolutamente cómodo en este terreno. Nada que hacer con ellos en lo laboral. En fin, lógica empresarial perfectamente aceptada y lógica de poder así como de absoluto sentido común.

Sin título

CAT como caso práctico

Total, que al final nos encontramos que el niño de tu vecino Manolo el que curra en la Seat, que está a verlas venir con lo del timo de Volkswagen a ver si los alemanes se
acatarran y nosotros pillamos un gripazo, el niño, decía, que estudió Informática y ahora es diseñador gráfico y va pillando curros de los que le van saliendo de falso autónomo, pues ha votao Ciudadanos, ese partido ya más catch all que nadie, moviéndose en el amplio abanico entre Luis Garicano y El Yoyas. ¿Le diría Luis Garicano al Yoyas que lo que tiene que hacer es ponerse a hacer pynthon, o irse a Londres a fregar? Es un tema un poco jodido porque Cuñadanos se encuentra con que una masa importante de su electorado es gente a la que realmente odian porque no saben inglés, es decir, que en el fondo tus buenos resultados han dependido del hecho de que el voto no es censitario, que es más bien lo que les gustaría a ellos, pero en fin.

El caso catalán es particularmente divertido porque pasa AL REVÉS de una dinámica electoral normalita, y todo porque introduces un eje nacional. Aquí podríamos liarnos con si es deseable meter un eje nacional o no, o incluso hablar del papel del estado nación en el siglo XXII con el gobierno corporativo ya a tope y Madrid llamándose ya

Cuando vas a votar a la CUP con los mismos argumentos con los que podrías votar a Cuñadanos.

Cuando vas a votar a la CUP con los mismos argumentos con los que podrías votar a Cuñadanos.

Madrid-Aguirre-Marco Aldany (esto también es de Víctor), incluso de si el modo de combatir a un estado es crear otro (y entonces vienen los zapatistas a mojarnos la oreja), pero seguro que TODAS Y CADA UNA de estas preguntas han obtenido puntual respuesta en uno de esos análisis postelectorales de urgencia (en DeC somos antiurgencias, vagos, y por eso publicamos este tipo de cosas con dos meses de retraso) hechos por politólogos en paro pero con blog.

Me doy una vuelta por este post de Antiseductor acerca de en qué se parece un seductor científico a un captador de ONG y encuentro LA frase que explica el advenimiento de esa conversión del cinturón rojo de Barcelona en cinturón naranja-cinturón frílans y que a su vez empalma con la ética de la pyme de la que hablábamos arriba. Todo proviene de la confusión entre el eje nacional y el eje social. Igual que el seductor científico quizá ligue, pero no ligue por las razones por las que cree que está ligando, ya desarrollamos en su día que Cuñadanos y la nueva derecha está ganando gracias a temas de voto aspiracional y disonancias cognitivas varias, y esa introducción del eje nacional nos dice que sí, que están ganando pero no por las razones por las que ellos creen que están ganando (o sea, no por las propuestas “sensatas”, el inglés y el emprendimiento y Dinamarca,

Una ley para que a los esclavos se les puedan dar cinco latigazos al día en vez de diez.

Una ley para que a los esclavos se les puedan dar cinco latigazos al día en vez de diez.

sino por la polarización del eje de la españolidad y la catalanidad -y, repito, porque os vota gente que odiáis-). Al final “el cambio sensato” no deja de ser una tormenta perfecta entre la crisis de españolidad y la aceptación y un deseo de vuelta a unos mecanismos “justos” (o al menos tenidos por justos por el exvotante sociata que ha escapado de esa pobreza cronificada que ha venido para quedarse -o que nunca se fue, más bien-) de ascenso social. Ya han dicho, ética pyme pura, tanto Albert Rivera como el broker de nuestros corasones Josef Ajram que si fueran presidentes del gobierno la primera ley que harían sería para aliviar a los autónomos. Por eso tenemos a tanto hijo frílans, que no soy como mi padre un tío que curra en una fábrica y yo he hecho mi parte, votandoestascosas en El Prat, cuando de toda la vida hemos sabido que al bakala se la suda la independencia y al bakala se la suda el estado opresor (y tendremos que vivir con la idea verosímil de que los de Estopa han votado Cipayanos seguramente). Pero para que eso sea una poca consistente, necesitamos algo más polarizante como un eje nacional ET VOILÁ.

(Cómo me pongo cuando votáis a la CUP por las mismas razones por las que votariáis a Cuñadanos)

En fin, un escenario chachi en el que nos van a meter doctrina ESADE por un tubo en nombre de unas urgencias (económicas, nacionales, etc.) que a lo mejor ni son las nuestras y son los típicos temas de discusión vacíos pero en los que parece que si no te posicionas te podrían apuntar con una pistola en la sien. Otro día hablamos de la señora Villacís y de su “derecho a llegar puntual al trabajo”, la versión digerible del derecho a ser explotado. Qué buenos tiempos se vienen para este blog, amigas.

Anuncios

Acerca de nayermaster

Amante de lo decadente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El pacto fáustico de las pymes y el monstruo del cinturón frílans

  1. mariobr0s dijo:

    ¿De qué libro es la primera afoto?

  2. ladyuke dijo:

    Te pido porfavor que, el día que tengas tiempo, nos regales un artículo que analice el fenómeno “no me voy de la emprensa, porque aunque me paguen 300 euros eucos hay muy buen ambiente”.
    Al hilo del artículo que liqueaste del emprendedor tecnológico. Si el síndrome de la pyme produce esclavos. El sindrome del buen rollo produce personas maltratadas.
    Ni el mejor buenri que puedas haber en la tierra justifica pringar por 300 pavos, que el jijijaja no me dignifica, pero 1000 euros mas sí. Y ya me echaré las risas en mi tiempo libre con quien me salga del coño y no con quien elija mi cancerbero

  3. iG dijo:

    Lo de Dinamarca y estar formao es un meme transversal de Podemos-Ciudadanos-parte de as CUP y cierto sector del Club de Mus PSOE-SocialismoEsLOLertad que me desconcierta bastante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s