Lumpenpedia

Llevaba ya un tiempo pensando en hacer una especie de recopilación de enlaces (algunos que ya he usado en las entradas, otros que no), sobre los que gravitan (verbo chorra e innecesario aquí) temas de los que me gusta hablar o leer. Ahí van.

1) TODA ESA TERMINOLOGÍA QUE NO SOPORTO

*Dentro de la tendencia de que la precariedad se ha inventado ahora la chorrada esta del happyshifting. Es un poco como cuando sabes que te van a dejar y dejas tú, que lo haces porque quieres. Vestir la precariedad de una supuesta reinvención constante. Que no era que el contrato era de tres meses, es que yo me fui porque quise y bla bla bla.

*¿Pero somos amigos o estamos de networking? Sí, ya existen contratos de este pelo.

*Tener veintipico añazos y celebrar que papá paga cheques a principio de mes porque esa multinacional cuya cultura corporativa compartes hasta la médula, por la cual te cortarías un brazo, no paga un duro: el corazón de los eventos expat (vamos, el inmigrante de toda la vida pero en una oficina y casi gratis porque puede. Esa bella polarización ya asomando entre los que trabajan en estas mierditas porque se lo pueden permitir y los que meten 70 horazas a la semana limpiando porque no se pueden permitir nada más. AY).

*Meter al pobre Leonardo Da Vinci en estas cosas es muy doloroso.

2) NO TRABAJAS POCO, NI MAL, NI ESTÁS EN UN SECTOR INADECUADO: ES QUE TE TIMAN

*El que más aguanta es el que gana, y para eso las condiciones de partida cobran una importancia crucial (HOLA EDAD MEDIA). La próxima vez que un amigo tuyo diga que se ha esforzado mucho, “que yo he currado gratis de pasante para mi padre”, pégale. Sin piedad.

*Para qué sirve un doctorado. Y tiene también que ver con esto. Cuando a alguien se le presenta la educación (o cualquier otra cosa), como una salida a una situación desesperada, es bastante posible que no lo disfrute y que lo vea como una última oportunidad. No debería haber salidas a vivir en barrios horribles: lo que debería es NO haber barrios horribles. Esto es algo que a bastante gente que se dice de izquierdas le cuesta pillar (si se quiere ir al fondo del asunto sin parchear, al menos). Glorifican las redes de seguridad para no ir al fondo de la cuestión, no sea que si vamos a él nos convirtamos en más iguales.

*Cuando te digan que la culpa es del que pica, contéstales con otra pregunta. ¿Por qué los anuncios de Cofidís los ponen a la hora del programa de Ana Rosa? Da igual, porque si no hubieran llamado, les hubieran echado en cara que no quieren trabajar. La víctima como culpable siempre. Eso que no falte.

*Echamos más horas que nadie, si no lo hacemos está mal visto, pero aún así…

*No va para largo, es el objetivoTambién lo dice un señor que, como es catedrático, supongo que tendrá artículos en peer review y creo que así se le puede hacer más caso que a mí.

*Que si hay muchos inmigrantes, que si los nacionales no quieren trabajar… ¿No será que los segundos tienen más elementos de juicio que los primeros -y un poquito más de seguridad, y no, eso no es malo- para no aceptar estas mierdas?

*No les tienes que dar las gracias ni “esto es mejor que nada”. Que te den las gracias ellos a ti.

*No, no crean riqueza. La riqueza la creas tú. La riqueza la crea el que trabaja, no el que la gestiona. Es muy fácil de entender.

3) CULTURA DEL ESFUERZO, MERITOCRACIA, LA CLASE MEDIA Y TODOS LOS CACHIVACHES CULTURALES PARA NO RECONOCER LO QUE ERES: UN CURRITO RANDOM

*Lo que pasa cuando la educación se plantea como inversión a aquellos que no la pueden costear (el negociete que se están montando con los posgrados, y luego con los posposposgrados, nunca va a ser suficiente y se compensará con miedo+escasez de trabajo+indefinición del sistema productivo—–> CHOLLAZO). Welcome modelo USA del ciudadano deudor hasta por respirar.

Experimento que hice anoche: plano de Barcelona en Google maps, ampliar Sarriá, mirar cuántos edificios más bien grandecitos están distinguidos con el símbolo de un birrete. Ah, EL CONOCIMIENTO AL ALCANCE DE TODOS.

*No importa porque puedes pagar tu deuda con un curro flexiseguro (más flexi que seguro, y flexi de poner el culo) que quizá puedas encontrar por medio de tu padre.

*Tu primer trabajo, ese que sirve para cancelar deuda, afecta a todo lo que venga después. Y te mete en una trampa de vías estrechas, en la que de facto no puedes elegir.

*(Este link es estupendo). Acojonante, pero el pavo de Los Chikos del Maíz entiende mejor de lo que va trabajar (ser trabajador, mejor) que mucho analista que nos encontramos en tertulias día sí y día también. Y sí, hermanos, antes un Gordillo que un Alberto Garzón, por favor. De hecho el debate interno ahora es si lo de ‘precario’ no es otro artefacto cultural para no decir que somos lo que ha existido toda la vida: trabajadores. Ya lo dice Gopegui: eso de la clase media no existe: o trabajas para otros o trabajan para ti.

*Una bonita conferencia sobre arquitectura de opciones. Para cuando el hijo de un funcionario os hable del triunfo de la voluntad y todo eso. (Lo voy a volver a hacer) Es como cuando Fati y Faruq hablaron en el último episodio de El Príncipe sobre lo que daba cada uno a los chavales del barrio: ella, dando clases, decía que les daba “un futuro”. Él, traficando, “un presente”. Los guionistas de Mediaset OTRA VEZ entendiéndolo todo mejor que un subsecretario.

4) ES QUE VIVIMOS POR ENCIMA DE NUESTRAS POSIBILIDADES

*Aquí estamos todos, poniendo por igual de nuestra parte, REMANDO EN LA MISMA DIRECCIÓN para salvar la galera.

*Que se liaron comprando casas, no usan champú de marca blanca como está mandado y “no se informan” (esta excusa clasemedíl es de mis favoritas, como si hubiera gente a la que le interesara que no existiera una subclase mal informada que haga el trabajo que nadie quiere y compren toda clase de servicios aspiracionales para que ellos por ende se forren), y claro, pasa lo que pasa (I y II).

*La clase media lleva una temporada haciéndose caquita un pelín porque puede que su trabajo sea sustituido por robots y teorizando mucho al respecto (por supuesto, que el binomio ganadores-perdedores no desaparezca, no vaya a ser que nos quedemos sin asistenta que nos tenga la cena hecha cuando volvemos de la universidad). Ahora, además de tener el sueño de la empleabilidad y de ser un apasionado de lo que haces, tienes que enterarte de qué clase de robots están creando por ahí en China o América o donde sea y correr más rápido que ellos para que no se coman tu puesto de trabajo. Me vais a perdonar pero la imagen de un tonto con chalé intentando ser programador en Google para escapar de ser personal trainer me engolfa infinito.

*No quieren hacer esfuerzos o no sé qué. Si es que hay que elegir entre comer y no pasar frío, que la gente lo quiere todo y no puede ser.

(Todos estos argumentos los he oído, por mi madre lo juro, alguna vez en Twitter. Luego que por qué cerré la cuenta).

5) NOS QUEDAN CUATRO DÍAS PARA ENFRENTARNOS A UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

*Esta noticia es del año 89 del siglo pasado. Pero eh, que la gente se suicida porque quiere. (Venga, un poquito de humor aquí para aligerar).

*Nuestra Bárbara contándonos que la idea que tenemos de América pasa precisamente por invisibilizar a un número creciente de su población (atención a los avatares sanitarios que se traen las personas de las que habla el artículo, que son, simultáneamente causa y consecuencia de sus trabajos. Muy loco todo).

*Discrepo con algunas cosas de aquí pero es un buen punto de partida para el debate de lo que les espera a mis amigos los psicólogos en las consultas en los próximos años: gente con expectativas de estatus frustradas en la parte de arriba, gente con problemas derivados de no poder atender sus mínimos por la parte de abajo. Todo se polariza (llamadme loca, pero creo que una diferencia de siete veces renta disponible entre personas que viven a una distancia de once paradas de metro no puede atribuirse a hacer las cosas bien o mal). Y no es solo que toda esta gente quite recursos a los que de verdad lo necesitan, es que si no se palían a tiempo las causas de la ansiedad, y no solo los primeros síntomas, podrán pasar a ser precisamente ellos, del mismo grupo que llamamos “los que lo necesitan de verdad”. Adicto o alcohólico no se nace, se cae desde una vida perfectamente “normal”.

*Fuera puede (puede) que trabajes, pero hay que elegir también. Que lo queréis todo hecho. Vivir una vida de ocultación es mucho más excitante que eso que hacéis ahora de ir al Himalaya. Y más barato.

6) Y DESPUÉS…

*No pasa nada cuando así o así  es como vive otra gente (y no, el resto no lo cobran en negro, ya no “hace falta” pagar eso). Pero creo que todos hemos aprendido dos cosas: que hay caída bastante accidental e inesperada, de la cual ha sido víctima hasta la pobre Mari Cielo Pajares y que no todo debería de valer para conseguir dinero. Pero EH, stop moralismo, que eso es de sociedades meapilas. Lo que no entiendo es si todo esto compensa en el futuro por qué los que defienden eso no se ponen voluntariamente a hacerlo ellos. BUENO, sí lo entiendo: no lo hacen porque está bien en la medida en que lo hagan otros. De hecho, la gente que defiende esto entiende el progreso de un modo bastante pintoresco: si hay alguien debajo a quien poder humillar, todo bien (el currito que llega a un nivel salarial medianamente aceptable y entiende como prosperidad poder tener una filipina en casa por el menor dinero posible, como ejemplo rápido).

*Como no se va a poder trabajar (os diga lo que os diga Risto Mejide), volvemos al rentismo y los contactos (en realidad nunca nos fuimos, pero esto está muy bien porque junto al tonteo genético que se trae alguna gente, al final el discurso meritocrático se rompe. Si tienes buenos genes, no te es necesario hacer un esfuerzo sobrehumano para conseguir cosas, no te las ganas, ¿no?). Y no, aunque tu trabajo no sea la mina y vayas bien vestido, el juego de la expectativa no suele servir demasiado bien para calibrar, aparte de que estás dejando un pasillo de mierda a otros bastante importante (de hecho, las personas que se dedican a estudiar estas cosas son las primeras que tragan, importándoles una polla el reguero que dejan).

*Pero se pueden hacer cosas. En Grecia ya lo están haciendo y en otros sitios también. Hay dos escenarios en los que experimentar es bienvenido: cuando no hay nada que perder y cuando se está perfectamente respaldado en caso de perder. Nosotros somos el primer caso. Si no, a seguir como hasta ahora o peor.

*Y no ser nadie, como nosotros, a veces tiene sus satisfacciones y da mucha libertad.

7) UNOS POCOS DE LIBROS QUE NO ESTÁ DE MÁS LEER

*Tres de Bárbara Ehrenreich: Sonríe o Muere, la trampa del pensamiento positivoPor cuatro duros, cómo no apañárselas en EEUU (aprovechad ahora que se reedita) y Bait and Switch: the futile pursuit of the American Dream (más de cuello blanco).

*Sociofobia de César Rendueles, contra la sublimación tecnológica y el individualismo acompañado del put0 internet.

*Chavs, de Owen Jones. Porque habla de ti, sí, DE TI.

*El precariado, una nueva clase social, de Guy Standing. Especialmente engolfante el capítulo dedicado a cómo disponen ahora de nuestro tiempo.

*La corrosión del carácter, de Richard Sennett (es muy bajona pero se lee rápido y merece la pena).

*Intern nation, how to learn nothing and learn little in the brave new economy, de Ross Perlin. Engolfantísimo el capítulo dedicado a los becarios de Disneyland.

*Vida de zarigüeyas, cómo vivir bien sin empleo y (casi) sin dinero. Dolly Freed. “Vivimos como vivimos por una sencilla razón: es más fácil aprender a arreglárselas sin alguna de las cosas que se pueden comprar con dinero que ganar dinero para comprarlas”. El libro fue escrito en los 60, pero está plenamente vigente, como podéis ver en la frase.

8) UNOS POCOS DE AUDIOVISUALES De anoche mismo, Merche en el papel de “los que pagamos” y Antonio Alcántara en el papel de “genio visionario de negocios rápidos y seguros”. No es casualidad que él la llame a ella PESIMISTA y caiga en el chantaje posterior de lo que es BUENO PARA SUS HIJOS. Ay.

El método Gronholm. Como en la peli salen Eduardo Noriega y Najwa Nimri, pues da para lo que da. Si podéis ir a verlo al teatro, pues tanto mejor.

Emprendehomeless. La nueva clase social. La precuela fue este artículo.

BBC. Who gets the best jobs? Ah, la meritocracia. Vamos camino de convertirnos en esos países anglosajones que tanto adoráis por su música y todo eso. Ya no va a hacer falta viajar a Londres para vivir como vivirías allí.

Termino ya. Recuerda siempre, siempre que…

1655891_733579876652784_1348042303_n

Anuncios

3 respuestas a Lumpenpedia

  1. De lo mejor que he leído últimamente. Ole tú por no vender mierda envuelta en palabras de moda, y por señalar a los que lo hacen.

  2. Fer Foxache dijo:

    Me encanta tu blog, pero está escrito desde el enroque. No es que no sea verdad lo que dices, pero sí parece que escoges lo que te conviene para darte la razón. Cherry picking, que le dicen los guiris. Y que conste que creo que te quedas corta muchas veces, precisamente por ir al cherry picking tan descaradamente.

    Por otra parte, los que os vais de tuiter porque leéis opiniones estúpidas u ofensivas me parece que os estáis equivocando; no entendéis el medio. Criticáis a las tvs y periódicos por darle tanta importancia a las RRSS y luego vosotros le dais la misma. Para mí es uno de sus alicientes, y por cada opinión estúpida hay diez tuits con talento. Twitter es conciencia colectiva, somos todos y ninguno, lo mejor y lo peor de cada uno. Hay que tener en cuenta que en tuiter, como en la internet, el 99% de la gente va (vamos) con el cerebro al ralentí, y como tal hay que tratarlo. No hay que darle importancia. Como muestra, un botón: hay gente que cambia de avatar y pasa a caerme bien, o mal, sin cambiar para nada el contenido de sus tuits. Tuiter es lo que es: un rotulador colgado en la inmensa puerta del váter de un bareto al que va y dejan entrar a cualquiera, y gracias a dios.

  3. Pingback: Domingos en Chándal: "Y que el PSOE se disuelva y entregue los smartphones, dios santo" | Flamenca Stone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s